22 ago. 2016

El libro perdido (cuento)

Por: Marcelo Birmajer



–Perder un libro para mí es distinto que perder cualquier otra cosa– me dijo mi amigo Max–. No me refiero a no encontrarlo en la biblioteca, sino a que pasa por tus manos, y de pronto desaparece. En este caso, la antología de Bécquer donde leí por primera vez Volverán las oscuras golondrinas. La verdad es que nunca le había prestado atención al primer verso, donde asegura que volverán. Sospecho que la mayoría de las golondrinas van a volver, nunca lo había tomado en cuenta. Porque el verso extraordinario es el que aclara que aquellas que aprendieron nuestros nombres, ésas, no volverán. Y ese verso genial opaca a todos los demás.

–Paco Ibañez le encontró la música perfecta –agregué–. Cuando lo canta, parece que lo hubieran compuesto juntos.

–Ese libro llegó por primera vez a la casa que compartí con Carolina. Cuando nos fuimos a vivir juntos, les pusimos nuestros nombres a varios libros, arriba del índice en la antología de Bécquer, pero al poco tiempo interrumpimos el rito: ella descubrió que, si nos separábamos, no podríamos dividirlos. Dos años después me dio el olivo y anoté el número del flete de la mudanza en la última página de la antología. Me mudé. Armé mi nueva biblioteca. Viajé por el mundo: arreglar computadoras es un pasaporte universal. Regresé. Conocí a Fabiana, me casé, tuve hijos, me separé. El otro día estaba buscando Los seis problemas para don Isidro Parodi, de Bustos Domecq, cuando cayó en mis manos, ajado, polvoriento, el libro de Bécquer. Apenas lo abrí, y noté que nunca había leído otro poema de la antología. No sé si por falta de interés, o por temor a la melancolía. El asunto es que no encontré el de Borges y Bioy, y me dejé a mano el de Bécquer para leerlo en la semana, o el siguiente mes. Cuando quise retomarlo, ya no estaba. ¿Cómo buscás un libro perdido, dentro de tu propia casa? A diferencia del de Parodi, el de Bécquer sabía que nunca lo había sacado de casa. No se lo había prestado a nadie. ¡Estaba ahí! Considero a los libros perdidos como presas de caza: miro para otro lado, hago de cuenta que estoy buscando otra cosa, los engaño con mi desinterés para atraparlos cuando se descuiden. Lo busco como Seymour le recomienda a su hermano menor en Levantad carpinteros la viga del tejado: sin apuntar demasiado. Busco otros libros. Me compré de nuevo los Seis Problemas, aunque no me repongo de la pérdida de mi edición original. Pero el libro de Bécquer era como esos recuerdos que rozan la memoria y se escapan, como algo muy importante que estás a punto de decir, y se te esfuma contra el paladar. Una estocada de la memoria contra el alma. Un secreto que tu cerebro te oculta, como un enemigo íntimo. Una madrugada estaba buscándolo, con la escalera, en un rincón remoto, imposible, sólo tentando al azar, ¿quién podría haber llevado el libro hasta esas alturas de mi biblioteca, una pterodáctilo mientras yo dormía? La mujer más alta con la que me había acostado desde que lo había perdido, no hubiera llegado allí ni con la escalera. Cuando de pronto sonó el teléfono fijo. ¿Quién y por qué podría llamarme a esa hora? Decidí seguir buscando el libro. En el contestador, escuché una voz femenina. Dudé, hasta que me dijo que era Carolina. ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Veinte años? Estaba por Buenos Aires, y me quería ver. Cortó. Me tuve que sostener fuerte del estante, y luego bajé con mucho cuidado. Volví a escuchar el mensaje y me quedé pensando. Entre dos guías de teléfono, en un mueble que no usaba desde que lo compré, estaba el libro de Bécquer. Las guías de teléfono tampoco las había usado. Abrí el libro por el final, y volví a ver el número del flete que había anotado en tinta negra. Y luego fui al índice, a buscar un poema que no fuera el de las golondrinas. Borré el mensaje que me había dejado Carolina en el contestador.

Los nombres que yo le había puesto al libro, ya no estaban. Literalmente, no estaban.



Fuente bibliográfica
BIRMAJER, M., [sin fecha]. El libro perdido. Clarin.com [en línea]. [Consulta: 23 agosto 2016]. Disponible en: http://www.clarin.com/ciudades/libro-perdido_0_1622237881.html. 

27 Cuentos de Gabriel García Márquez para leer online


El Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, además de sus grandes novelas ha desarrollado una maravillosa labor en el cuento. Aquí 27 Cuentos de Gabriel García Márquezpara leer online.


1.                     Ojos de perro azul
2.                    La mujer que llegaba a las seis
3.                    El ahogado más hermoso del mundo
4.                    La viudad de Montiel
5.                    Sólo vine a hablar por teléfono
6.                    La tercera resignación
7.                   Un día de estos
8.                    El rastro de tu sangre en la nieve
9.                    Diálogo del espejo
10.               El avión de la bella durmiente
11.               Tramontana
12.               Un señor muy viejo con unas alas enormes
13.               Espantos de agosto
14.               El drama del desencantado
16.               La siesta del martes
17.               Amargura para tres sonámbulos
18.               Rosas artificiales
19.               La prodigiosa tarde de Baltazar
20.               Muerte constante más allá del amor
21.               Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo
22.               La luz es como el agua
23.               La santa
24.               La muerte en Samarra
25.               Me alquilo para soñar
26.               Ladrón de sábado
27.               Algo muy grave va a suceder en este pueblo


Fuente: http://guialiteraria.blogspot.com.ar/2013/08/cuentos-gabriel-garcia-marquez-online.html

20 ago. 2016

12 títulos para despertar en los chicos el gusto por la lectura



La  literatura infantil y juvenil (LIJ) sigue creciendo, para placer de padres, docentes e hijos y para beneficio de las editoriales. Este fenómeno trae como (maravillosa) consecuencia que el caudal de la producción sea más que interesante y que ahora no se edite con más fuerza exclusivamente para las ferias, sino también para otras fechas en las que el ojo del consumidor de libros está puesto en las librerías.



Resultado de imagen para Noel Gris

Noel Gris, de Aaron Blabey, traducido por Manuel Rud (Limonero, junio de 2016) es un libro que de un modo original habla de la capacidad de un chico, Noel, que aún yendo contra sí mismo, logra adaptarse a lo que le toca en suerte. Polémico en la historia y las imágenes, es un libro que no pasa inadvertido y que vale la pena leer y disfrutar. ¡Recomendadísimo!


Resultado de imagen para Cuando todo pasa volando

Cuando todo pasa volando es un clásico de la dupla artística y pareja que constituían Beatriz Doumerc y Ayax Barnes (Colihue, 2016) y habla, sin nombrarla, pero con sencillez, de la libertad. A partir de algo que le sucede a don José, un día y de golpe, comienza a ver el mundo desde otro lugar. Un imprescindible.


Resultado de imagen para Felizde Mies van Hout
Feliz, de Mies van Hout (Fondo de cultura económica, 2016) es bello por definición y un lujo como objeto. Narra desde la simpleza sensaciones y estados de ánimo. Disfrutable desde la tapa misma, los chicos más chicos (y los grandes sensibles, también) lo van a adorar.


Resultado de imagen para Trompa con trompita Jorge Luján

Trompa con trompita, de Jorge Luján e ilustrado por Mandana Sadat(Capital Intelectual, 2016), es un poemario que expele belleza y ternura desde cada página. Las ilustraciones son protagonistas, a la par que las palabras que nombran los juegos cariñosos entre madre e hijo. Un libro que puede ser arrullo y nana para los más chicos cada noche.


Resultado de imagen para Ciencia que baila

Ciencia que baila: Saltos, piruetas y física para el bailarín científico, de Jimena Olmos Asar y Esteban Franceschini (Siglo XXI, 2016). Estrictamente no es un libro de lij, pero tampoco es solemne y etiquetado para adultos, por lo cual, aquí lo recomiendo. De manera entretenida, con gráficos y todo, los autores, químicos cordobeses, explican principios de la física a través de la danza, o viceversa. Una propuesta más que interesante para los amantes de la ciencia, la danza ¡o ambas!   


Resultado de imagen para Guía turística de la Tierra extrema

Y si de libros informativos hablamos, la editorial iamiqué es especialista en esa cuestión. De la colección Destinos insólitos, este año editaron Guía turística de la Tierra extrema, de Mariano Ribas e ilustrado por Javier Basile (iamiqué, 2016). En este volumen, se "regalan" veinticinco destinos para descubrir de nuestro planeta. Con ubicaciones precisas, hitos interesantes y descripciones detalladas y divertidas, siembra la semilla del recorrer, del viajar y del buscar, tal vez, nuestro lugar extremo.

Resultado de imagen para El loro estudioso de Liliana Cinetto

 El loro estudioso, de Liliana Cinetto y con ilustraciones de Rocío Alejandro (Sigmar, 2016), revaloriza para los más chiquitos el tema del estudio, del compartir y del reconocimiento que se logra al hacer las cosas con empeño y amor. Divertidas ilustraciones y un mensaje positivo.


 Resultado de imagen para mentiras y moretones

Pablo Bernasconi no necesita presentación, tampoco su producción, pero este libro se corre un poco de lo que estamos acostumbrados a encontrar en su obra. Mentiras y moretones (Sudamericana, 2016) está constituido por relatos que tratan, de una manera u otra, acerca de las caídas. Las ilustraciones sí tienen esa impronta tan personal que caracteriza a este autor.


Resultado de imagen para Julián y el caballo de piedra

Julián y el caballo de piedra, de Félix Bruzzone con ilustraciones de Germán Wendel (Adriana Hidalgo [pípala], 2016), es una nueva aventura de Julián y su espejo. La melancolía que guarda Julián es evidenciada y acompañada por las imágenes. La soledad, lo onírico y la búsqueda con ansiedad se transmiten a medida que avanza la historia. Vale la pena hacer el viaje…

Resultado de imagen para Había una vez…Jacob y Wilhelm Grimm

Había una vez… cuentos de los hermanos Grimm (de Jacob y Wilhelm Grimm e ilustrado por Rofusz Kinga, fue editado por unaLuna este año) es un libro de cuentos de todos los tiempos, de esos para tener en la mesita de luz y elegir uno cada noche para llamar al sueño. Las ilustraciones, una joya.


Resultado de imagen para Los ojos del perro siberiano Antonio Santa Ana

Los ojos del perro siberiano, novela multipremiada y que este año cumple la mayoría de edad, de Antonio Santa Ana (Norma, edición de 2016), es una historia dolorosa, vigente, que habla de muchas cosas (la fraternidad, las enfermedades, la discriminación, los prejuicios) que atraviesan a chicos de todas las edades, pero que en la adolescencia se acentúan más. Un clásico que en la edición de 2016 tiene un arte impactante desde la tapa hasta su última página. Otro imprescindible.

Resultado de imagen para El ladrón de sombras, de Verónica Cantero Burroni

El ladrón de sombras, de Verónica Cantero Burroni y con ilustraciones de Juan Chavetta (Quipu, 2016), tiene un doble plus: fue distinguido con el premio Elsa Morante, de Italia, y su autora tiene 14 años. Esto último permite una empatía genuina de los chicos con la historia, porque habla en su propio idioma. Esta novela corta tiene misterio, mensaje social, amistad, situaciones con las que los lectores van a identificarse desde el momento cero.


Fuente bibliográfica
 Botto, Julieta . 12 títulos para despertar en los chicos el gusto por la lectura. Infobae [en línea]. [Consulta: 21 agosto 2016]. Disponible en: http://www.infobae.com/cultura/2016/08/20/pensaste-en-regalarles-un-libro/. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...